Lo probé (bueno, yo no): ¿rasurada sin irritación?

Captura de pantalla 2017-02-10 a la(s) 09.43.52
Si usted ronda por estos lugares sabrá que en la sección “lo probé” escribo sobre mis impresiones al utilizar un producto. En esta ocasión quise hacer algo distinto porque, a pesar de que este lugar es “unisex”, tengo que reconocer que muchos de mis contenidos están enfocados al público femenino. Pero no hoy.
 .

La voz masculina

En este mes romántico en el que se celebra el amor, vamos a hablar de amor al rostro, de tratarlo bonito; suavecito. Como yo no sé cómo es eso de rasurarse varias veces por semana (y menos la cara), le pedí a un usual colaborador de este blog que hiciéramos el experimento: quería su reseña.
Captura de pantalla 2017-02-10 a la(s) 09.45.27
Lo que me entregó es increíble; detallado y útil. Así que espero que a todos los caballeros que lean esto les sea de gran utilidad.
 .

Rastrillito de mi corazón

El producto a probar en esta ocasión fue un rastrillo, el Quattro 4 Titanium Sensitive, de Schick.

Captura de pantalla 2017-02-10 a la(s) 09.41.01Lo que dice la marca

– 4 hojas recubiertas en Titanio.

– 1 hoja adicional extra-precisión.

– Banda lubricante con Aloe que ayuda a reducir la irritación de tu piel.

– Exclusivos micro protectores para evitar cortadas.
NOTA:
El cubrimiento especial en titanio permite que el filo de las hojas dure más y proporcione una afeitada más suave y a ras.

Lo que dice mi colaborador, David Ochoa

Cuando me propusieron hacer la evaluación un rastrillo de afeitar me puse a pensar en las  posibilidades, que no son muchas, pero sí importantes, sobre todo si te gusta cuidar la piel de tu rostro.
 .
Empezaré por lo obvio: entre más veces pasas el rastrillo por tu cara, más fácil es que se irrite tu piel, por lo que se agradece un máquina de afeitar con hojas bien afiladas. Sin embargo, a mí no me gustan cuando, de tan afiladas, me da la impresión de que será más fácil cortarme y me empieza a temblar la mano…
El Quattro 4 Titanium Sensitive, de Schick no me provocó esa sensación la primera vez que lo tomé para afeitarme. Es un rastrillo con cuatro hojas y banda lubricante superior, y esas 4 hojas, que dicen estar recubiertas con titanio y diamante, están lo suficientemente afiladas para no tener que pasarlas muchas veces. También tienen Aloe, y como hace mucho que no me rasuro con un rastrillo sin banda lubricante o sin una buena crema de afeitar, no podría detectar si hay alguna diferencia. Y como ustedes no se van a rasurar en seco, no me expondré a hacer esa prueba.
 .
En cuanto al cuerpo del rastrillo, el mango es firme y sólido, y está hecho de plástico, pero incluye detalles de goma en los lugares en los que se requiere buen agarre. La cabeza es flexible para no detenerse en las curvas de tu cara, lo que significa que se mueve de arriba a abajo, pero no hacia los lados, cosa que agradezco. A mí no me sirve que se muevan hacia todos lados, me saca de concentración al rasurarme y puedo acabar todo ensangrentado. Hasta la cubierta protectora de la cabeza con las navajas me llamó la atención: tardas un poco más en ponerla, pues entra de manera lateral, pero te aseguras que no se caerá fácilmente.
 .
Al tratarse de un rastrillo con cartuchos intercambiables, cuenta con un sistema simple pero efectivo de cambio de cartucho: presionas un botón para desechar el usado, enganchas el nuevo presionando el mango sobre la caja que lo contiene, y levantas el rastrillo listo para funcionar de nuevo… hasta 2400 pasadas, según el empaque. La última –más bien, la única– vez que conté cuántas veces me paso el rastrillo en la cara al afeitarme, fueron 100, así que tengo aseguradas unas 24 por cartucho. Aquí, por supuesto, el kilometraje puede variar.
 .
En resumen, el Quattro 4 Titanium Sensitive, de Schick me parece una buena opción. Me gusta que sea un sistema de cartuchos, para ser por lo menos parcialmente amables con el ambiente, ofrece un buen agarre y suavidad al deslizarse por la cara, y es, en general, cómoda y eficiente.
Wooow. Qué buen resumen. Ya hasta me dará pena subir los míos tan simplones… Je.

Un comentario sobre “Lo probé (bueno, yo no): ¿rasurada sin irritación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *