La vida real | Reseñas | Recomendaciones

A su lado, con cariño y ayuda a niños

A su lado, con cariño y ayuda a niños

En esta época hay mucha gente que siente despertar cierto interés hacia el otro y quiere hacer algo, ya sea sirviendo cenas o dando ayuda a niños.

La Navidad tiene ese súper poder, el de volvernos generosos e interesados, así que hay que aprovechar el impulso para sí, dar. Dar un poco de nosotros, de lo que tenemos (tiempo, dinero, ropa que ya no usamos, nuestro conocimiento, etc.) y si bien no debería de ser “estacional”, es una realidad que en diciembre la generosidad aumenta. Y está padrísimo.

Padrino por un día

Este año me llegó una linda opción para dar-me. Es un evento anual llamado Padrino por un día en el cual se realizan varias actividades de ayuda a niños y convivencia con ellos. Y, claro, regalitos.

Este evento fue creado por La Tía Gloria, quien debido a su trabajo tiene contacto con fundaciones y se le ocurrió ayudar a viejitos. Compartir lo que ella tenía, darle a la sociedad un poco de, digamos, retribución. Comenzó con apoyo de compañeros de trabajo y su familia, justo por eso todo mundo la conoce como “tía” porque, literal, muchos de los voluntarios son sus parientes. De los ancianos pasó a los niños y el punto no era (es) sólo llevarles regalos (o mandárselos), el punto es la convivencia con los peques y la gente que patrocina los presentes.

Los padrinos regalan un cambio de ropa (exterior e interior) con un juguete de acuerdo a la edad del chamaquito. Pero también se les pide que asistan al evento que es un tipo posada súper organizada. Bueno, más bien todo un convivo familiar, con los padrinos, madrinas y los que vayan con ellos. Esta fiesta está súper bien organizada, de hecho, yo como voluntaria estuve en el spa de niñas, pintando uñitas como si no hubiera mañana.

Captura de pantalla 2017-12-21 a la(s) 14.26.59

Esto fue gracias al patrocinio de Paty y su negocio Sugar Pink, que organiza experiencias para chicas pequeñitas y un poco más grandes: fiestas de belleza y pijamadas. Yo me uní a su equipo y fue súper entretenido ver cómo las niñas se interesan y cómo Paty tiene todo bien pensado y resuelto.

Su actitud calmada, controlada y dispuesta me encantó y, claro, son las cualidades que tienes que tener para lidiar con niñas. Su Spa es una gozada.

Spa-para-niñas

Las clientas tienen sus batitas y sus bandas para las mascarillas (nomás que ese día fue el más frío del año y tuvimos que abortar la misión mascarilla).Captura de pantalla 2017-12-21 a la(s) 14.43.33

El tipi es para las pijamadas pero también para que las chavitas descansen, así como los sofás que peden servir hasta para dejar secar el manicure y pedicure.Captura de pantalla 2017-12-21 a la(s) 14.43.39

Sugar Pink tiene su letrero de bienvenida y, como verán, el espacio para que se miren en espejo y se apliquen cremitas y demás.Captura de pantalla 2017-12-21 a la(s) 14.43.46

Aquí una de mis clientas, atrás la colota porque, claro, todas querían pintarse las uñas.Captura de pantalla 2017-12-21 a la(s) 14.43.55

Después del Spa hubo juegos en familia, en donde todo mundo convivía con todos, bueno, me refiero a los ahijados con sus padrinos y parientes acompañantes. También hubo cánticos, bailables preparados por las niñas de nuestra escuela anfitriona, una súper comilona, la visita de Santa que en su costal traía aguinaldos y la entrega de regalos de los padrinos.

Un compromiso

Sí, es un compromiso participar en Padrino por un día, ya que toda esa mañana (y hasta la tarde) vas a pasarla en compañía de esa niña o niño que decidiste acompañar. Y más bonito sería que el padrino se convirtiera en una figura recurrente en su vida, al menos cada año hacerle llegar algo, aunque sea fuera del programa, ¿no creen?

Este fue el séptimo año que se hace el evento y cada vez es más grande y súper bien organizado. Pero ahí no se queda La Tía Gloria, también organiza proyectos en Día de Reyes además del Bazar Sonrisas (que en lo particular, me encanta): se reúnen donativos de ropa y juguetes en muy buen estado (¡por favor!) y se llevan a alguna comunidad necesitada (como las de la sierra de Hidalgo, a donde han ido). Pero es como feria: los asistentes adquieren “panchólares” que se cambian por prendas y artículos completamente a su gusto, ¡nada de recibir cosas que no les quede o no les sirva!

Finalmente, “Caminito de la escuela” consiste en juntar mochilas con útiles escolares nuevos durante el verano para repartirlos antes del inicio del ciclo escolar.

Esa Tía Gloria está en todo.

La verdad fue una muy linda experiencia para mí ver a gente tan comprometida con la comunidad, con “el otro”. Ver cómo se daban y cómo daban y saberlos casi todos familia fue aún más especial.

Si te late unirte puedes estar pendiente en su Facebook, también si te late saber más de Sugar Pink de Paty:

https://www.facebook.com/padrinoporundia/

https://www.facebook.com/Sugarpinkpaty/

Para dar hay muchas opciones, la cosa es que quieras hacerlo. ¿Qué dices?

madrina por un día

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *