Cómo conquistar a un hombre: el libro

libro como conquistar a un hombre

Esta guía para conquistar a un hombre llegó a mis manos sin que yo lo pidiera. Me ofrecieron entrevista con varios autores de Urano y este título me hizo ruido: una guía para atraer y mantener a un señor. “Como si no me hubieran hablado ya de eso”. “Como si hubiera un secreto mágico”.

Así que entre quejidos y pleitos conmigo misma, traté de quitarme los prejuicios y comencé a leerlo. Lo firmaba un chavo: José Luis López Velarde, mexicano.

El ABC para ligar

El libro está dividido en, digamos, tres partes: Él, Ella y Nosotros.

Lo tomé y comencé a enojarme. La primera parte era, de alguna forma, una reafirmación de algo que me han dicho mis amigos durante muchos años sobre ellos mismos: que son un poco “neandertales”. No, no lo dice así, no se asusten, es mi interpretación de lo que se explica. El enojo continuó porque la parte de “lo que ellos buscan” es casi un check list de mí misma. Ja. Aunque nos burlemos: que si lo apoyas, que si lo apapachas, que si lo haces reír. Y entonces, mi enojo continuaba en aumento porque yo he comprobado que eso… pues no funciona.

¿O sí?

Comencé la segunda parte del libro en ese ánimo y, tengo que confesar, no de buen humor en mi vida personal. Una vez más me había dado cuenta de que ESA relación no era la que yo buscaba, así que ser toooodo eso que estaba en la parte uno del libro EVIDENTEMENTE no había funcionado.

Carajo.

Y llegó la segunda parte. Esa en donde comienzas a meterte en ti misma. A saber qué quieres. Así que vi: ahhh, pues no es que no haya funcionado, es que como lo escribí hace un segundo, ESA relación no era la que YO quiero. Y pues para saber que no lo es hay que: 1) saber qué sí quiero; 2) intentarlo, aunque se falle.

Fui anotando todas las tareas, haciéndolas lo mejor posible. Trabajando en mí misma y viendo qué hay atorado en mí.

Cada página me gustaba más y me sentía menos enojada. Con José Luis y con los hombres.

Así que llegó el día de la entrevista y esto fue lo que sucedió.

El libro tiene muchísima información que, de una lectura, es difícil de procesar. En especial la parte de técnicas para que el señor que les gusta caiga redondo. Yo soy brutísima y creo que si alguna vez intento seguir el manual, tendré que llevar acordeón porque nomás no se me quedó nada.

Al final habla de la parte de pareja, de cómo lograr una relación sana, estable y divertida, que no quiere decir de cuento de hadas, o sea: ni se construye sola (sin esfuerzo de los DOS) ni es siempre feliz, habrá desacuerdos y hasta pleitos.

También abarca la parte sexual, por supuesto.

Yo no sé si funciona o no para encontrar pareja, pero al final tengo que volver a leerlo porque ha sido muchísima información la que recibí. Además, me encantó hablar por horas y horas con José Luis y encontrar a un chavo empático que pasó por las mismas que yo: nomás no daba una en el amor. Hasta que cambió de estrategia y lo encontró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *