¡Cuerpazo para siempre: fitness!

Captura de pantalla 2016-01-28 a las 18.19.28

 

Fitness total: cómo lograrlo. 

Habría que comenzar definiendo esta palabra que parece estar tan de moda. El término inglés “fitness” se refiere a la actividad física que conlleva un plan y se realiza de manera periódica y regular para obtener resultados tangibles, tan sencillos como tener una buena condición, o más ambiciosos como el fortalecimiento de ciertas partes de nuestra anatomía. Pero no es lo único, también incluye una sana alimentación y hace énfasis a siempre dejar espacio al descanso regular de nuestro organismo; ¡dormir!

Según algunos expertos, el fitness se divide en:

  • Flexibilidad
  • Resistencia
  • Fuerza
  • Agilidad
  • Velocidad
  • Equilibro
  • Estética física

 

Los primeros pasos

Para comenzar hay que establecer una rutina. Para esto necesitas conocerte bien y, claro, poner de tu parte. Analiza tu estilo de vida y tu temperamento, así será mucho más fácil encontrar qué es lo que te conviene. Por ejemplo, si eres una persona nocturna, considera un gimnasio, si prefieres levantarte temprano, puedes correr en un parque y unirte a algún grupo que practique fortalecimiento ahí mismo.

Encuentra tu ritmo

Ya que hayas elegido la actividad apropiada para ti, es muy recomendable variar los movimientos del cuerpo, para así fortalecer todas las zonas. Es importante seguir tu propio ritmo, a veces los profesores te exigirán mucho; habla con ellos, debes de encontrar el balance entre no ser demasiado suave contigo y no exigirte de más, para llegar a ser una pro se necesita mucho tiempo y esfuerzo, pero ¡se puede!

shutterstock_127844096

Si caminas 30 minutos todos los días, subes y bajas escaleras, seguramente tendrás más resistencia y mejor condición.

 

Ventajas del fitness:

  • Se reduce el riesgo de enfermedades crónicas y cardiacas.
  • Mejora la coordinación y el balance.
  • Ayuda a la pérdida de peso.
  • Fortalecer músculos y huesos.
  • El estado de ánimo se relaja, se sube la autoestima y hasta se duerme mejor.

No deben faltar

  • Estiramientos: hay que mover suavemente cada parte de tu cuerpo: el cuello, los hombros, brazos, cintura, piernas, tobillos… Incluye sentadillas, zancadas y ve incrementando la actividad.
  • Actividad aeróbica al menos dos veces por semana, caminar se vale.
  • Enfriamiento: es muy importante terminar con un enfriamiento y volver a estirar los músculos. Esto es para que no te lastimes y tu corazón regrese a una frecuencia cardiaca normal. El cuello, las lumbares, las piernas, los glúteos… dependerá mucho de qué parte trabajaste más. También sirven para evitar amanecer muy adolorida al día siguiente; aunque tenemos que recalcar que es normal que tus músculos estén adoloridos, en especial el tercer día después del ejercicio; por eso mismo la constancia es muy importante.
  • Paciencia. Es un trabajo de meses.

Necesidades específicas

Si tienes sobrepeso: evita las actividades de alto impacto. La natación, por ejemplo, es muy recomendable. Es muy importante aumentar la intensidad, pero poco a poco, así podrás perder peso y mantenerte saludable.

El experto dice…

Michele Olson, la llamada “Excercise Doctor” dice: “En lugar de solo mirar la báscula para obtener retroalimentación, enfócate en cómo te hace sentir el ejercicio: con más energía, más sana y menos estresada. Lo cosmético cambiará naturalmente si adoptas un plan de fitness que te guste y sea de corazón.”

Escucha a tu cuerpo, no a tu mente… si te da flojera es tu mente la que habla. Tu organismo en realidad necesita movimiento, que la sangre circule apropiadamente. Si te sucede, tómate unos momentos para respirar bien y solo con comenzar el ejercicio, te darás cuenta de que solito se da.

CONSEJOS

  • Lleva un diario o bitácora con los avances y también con las caídas; no importa, que no sean excusa para dejarlo.
  • Compra ropa adecuada.
  • Sé realista: no te exijas conseguir un cuerpo que no corresponde con tu realidad, con tu edad y forma de cuerpo.
  • Hazlo por salud. Quiérete, al quererte los beneficios serán mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *