Cuidado íntimo + Triviaaaaa!!!

Aprovechando que Avon nos regala un paquete de cositas lindas, vamos a hablar de cuidados íntimos. Ah, porque entre las cositas lindas, está un gel de cuidado íntimo, un producto que yo no conocía. Este gel es el “jaboncito” que usas todos los días en la ducha, para limpiar tus partecitas para mantener el pH en balance.

Así que para ganárselo tienen que contestar las tres preguntas que vienen al final del post y mandarlas a mi correo: lacrismendoza@gmail.com

Este artículo fue escrito por Kary, es para tomarse en cuenta:

Malestares íntimos

 Por: Karina: Pérez Ampudia

Remediar una infección vaginal resulta sencillo, por supuesto sin automedicarnos, pero sí consultando al ginecólogo. No es una exageración visitar al médico si tienes comezón en los labios vaginales, además te arden y notas un exceso de flujo con olor desagradable. Estos son síntomas de que alguna bacteria u hongo está dentro de nuestra vagina para generar incomodidades al estar sentada, de pie o al caminar. Simplemente es insoportable y no es frecuente en una conversación familiar hablar de este problema femenino como lo hacemos de cualquier otro malestar.

 Antes de imaginar lo peor, por ejemplo la muerte –como lo pensó una amiga-, pregúntale al especialista qué es lo que sucede, ya que también existen otros factores que contribuyen a la aparición de infecciones vaginales, tales como:

  • El calor y exceso de humedad. Nuestra vagina es un hueco húmedo y conserva cierta temperatura; sin embargo, si estas características se exceden, con seguridad se convierte en el lugar ideal para alojar bacterias; así que, procura la ropa holgada en días calurosos, no uses prendas íntimas que no estén hechas de algodón.
  • Las relaciones sexuales. Después de un momento íntimo, caricias y placer, algunas mujeres tienen comezón o sienten el orifico vaginal irritado. La solución no es evitar el contacto sexual, platica con el ginecólogo, quien puede recomendar algún medicamento que puedas aplicar en tu vagina. Habla con tu pareja, hombre o mujer, si sufres de infecciones constantes, porque ambos pueden necesitar tratamiento oral y local. No es favorable si tú cumples con las indicaciones del médico y es a través del pene, por ejemplo, que te transmite de nueva cuenta el mismo virus o bacterias mediante el acto sexual.

 

  • Los condones y lubricantes de estos. Esta reacción se debe a la sensibilidad de la vagina, que al tener contacto con el látex del que está hecho un condón, se puede notar cambios en la cantidad, color y olor de nuestro flujo. No obstante, descartar el uso de preservativos es inconveniente, no sólo para evitar un embarazo sino porque es un método de protección contra distintas enfermedades de transmisión sexual.
  • Exagerar o descuidar la limpieza íntima. Lavar el área genital no es una rutina semejante a la de cepillar los dientes; si abusas de jabones o geles además perfumados, tus labios vaginales y clítoris se irritarán.

  • Mala alimentación. Si no mides la cantidad de azúcares que incluyes en tu dieta, y el resto de ésta carece de alimentos nutritivos, además consumes poca agua; el azúcar que no desecha nuestro organismo alimenta a las bacterias y hongos molestos que se alojan en la vagina.

  • Falta de aseo en tus manos. Sí, antes de explorar tu vagina y clítoris procura tener las manos limpias; en las uñas hay bacterias que podrían propiciar alguna infección aunque el o los dedos sean los que toquen y acaricien.

Porque no todas las vaginas, como las mujeres, son iguales, antes de ir a la farmacia o aplicarte algún medicamento que alguien te recomendó, infórmate de cuáles son las posibles causas que generan una infección vaginal. Los tratamientos que combaten bacterias y hongos dentro de este espacio femenino no son los mismos ni tienen el mismo tiempo de duración en una u otra mujer.

El recurrir a cremas que sólo disminuirán el ardor y comezón por fuera no termina definitivamente con el problema, que radica dentro. Por ello, siempre será mejor visitar al ginecólogo, quien a través de una revisión determinará un tratamiento completo que consiste, generalmente, en óvulos y pastillas. Cuando la infección no disminuye, entonces el especialista tal vez requiera de un “cultivo vaginal”, prueba que identificará exactamente a la bacteria que te causa tanto malestar.

Las infecciones vaginales que no se tratan a tiempo, de acuerdo con el ginecobstetra Humberto Erives, ocasionan dolor e inflamación en el abdomen y cuando no atiendes los síntomas o señales que tu vagina te da, una infección sin tratar aumenta las posibilidades de que no puedas tener hijos.

Con o sin infecciones, visitar al ginecólogo es una tarea más que una obligación que debemos programar cada seis meses; porque podemos prevenir, pero ante todo querer a nuestro cuerpo y vagina. Cuídate por y para ti.

 

TRIVIA:

Para ganarte estos productos, envía las respuestas:

DSC_2711

 

1) Menciona dos características de la mujer Alpha Avon.

2) Cuáles son las causas más comunes de una infección vaginal.

3) Comenta un tema que te gustaría leer en este blog.

2 comentarios sobre “Cuidado íntimo + Triviaaaaa!!!

  1. 1.- Es una mujer independiente, exitosa, bonita, encantadora, sexy y que sabe lo que quiere a la perfección.2.-Las 3 causas más comunes de las infecciones vaginales son las infecciones por hongos, la vaginosis bacteriana, y la tricomoniasis.3 .-Me encantan los temas de nutrición y belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *