Cómo cumplir propósitos de año nuevo

propositos-de-año-nuevo

Ya sé, ya sé, todo mundo estamos haciendo nuestra lista de propósitos de año nuevo o estamos quejándonos de ellas: ¡inútiles! ¡No se cumplen! ¡Nadie cambia! Ya saben, la típica queja también de año nuevo.

Según la revista Alto Nivel, el 45% de los mexicanos se proponen cambiar hábitos y el 81% de ellos no los cumplen. Lo creo totalmente.

Lo que pasa es que nuestros propósitos no tienen que ver con lo que queremos en realidad sino con un deber ser nada convencido. Y eso que muchas veces es por nuestro bien (en especial hablando de la salud).

¿Entonces para qué sirven?

Las listas tienen claros propósitos como ¡darnos tiempo con nosotros mismos para pensarlo, para averiguar qué queremos! Si es que no repetimos como locos lo que todo mundo desea y, por tanto, no hay ni este acercamiento con los propios deseos y metas.

Ya les hice una lista de sugerencias que podría ayudarles a este proceso interno para llegar a mejorar ciertos hábitos de vida. La verdad es que me gustan muchísimo esos propósitos y los releo cada vez que puedo para recordar qué me falta hacer.

Pero la verdad es que los típicos propósitos de año nuevo, para mí, son un recordatorio de esas cosas que están fallando y que me he dicho que tengo que hacer. Es hacer un análisis de ese deber ser y quién soy yo actualmente. ¿Soy la misma de 2009? Claramente no.

 

propositos-de-año-nuevo-divertidos

 

Yo te sugiero que primero hagas las paces contigo misma como dice este post de Glam Weddings. La paz te hará recuperar tu centro y, como mi terapeuta insiste, estar en contacto con tus sensaciones que son tu real YO. ¿Cómo te sientes al leer esas listas? ¿Presionada? ¿Estresada? ¿Triste? Such a loser?

Entonces sé honesta: no te sirve. O bien, ¿qué necesitas hacer para motivarte? Quizá hay que empezar por salir de esa depresión puesto que con ella no tendrás ganas de NADA.

Propósitos de año nuevo reales

El propósito uno, entonces, sería serte honesta y aceptar pedir ayuda. Puede ser que no sea tu caso, pero la neta la neta, ¡odias la zumba así que por más listas que quieras “acudir al menos tres veces a la semana a sudar como si no hubiera mañana” no lo harás! Busca algo que sí te haga feliz: caminar, hacer yoga, pasear perros, andar en bici los fines de semana. O bueno, algo que no odies porque es probable que al principio te cueste adquirir el hábito, si no son enchiladas, ¡hay que echarle ganitas!

No dejemos que nos pase la vida, aunque suene trillado: construyamos y vivamos la vida cada día. ¡Basta de ser pasivos! ¡Basta de ser borregos! ¡Basta de estar agotados! ¡Basta, basta!

Sé tú, busca la motivación y enlista tus propósitos de año nuevo entusiasmada y convencida. Hará toda la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *