La vida real | Reseñas | Recomendaciones

De patrones y patrones

De patrones y patrones

¿Les ha pasado que se ven repitiendo patrones? Si eso sucede, ¡bravo! El darnos cuenta es un gran paso porque eso significa que hemos dejado de culpar a otros. Bien por nosotros.

Pero esos patrones destructivos duelen y, ¡vuelven y vuelven y vuelven! Y vuelven a doler. Justo lo hablaba con una amiga, los que nos dañamos somos nosotros mismos, no el otro, no al otro, NOSOTROS.

Mirándonos al espejo

Si nos hemos cachado pensando “caray, qué mala suerte tengo, siempre me pasa ESO a mí”, quizá sea el caso de un patrón.

A veces los patrones son sacados de las actitudes de papá o mamá, es decir, los imitamos sin darnos cuenta. Puede ser la manera en que somos padres (convertirnos en eso que odiábamos de niños) o la monada de atraer al mismo tipo de pareja que no nos hace felices. O atraer al mismo jefe o que siempre nos vaya mal en la chamba… Son patrones nocivos, nos duele un montón.

En el momento en el que descubrimos que oootra vez nos sucede tal cosa que nos genera ese dolor ya conocido podemos hacer algo al respecto. No es sencillo –o quizá para algún suertudo lo ha sido– pero tampoco imposible.

como dejar de repetir patrones

¿Se pueden romper los patrones?

Yo creo que sí, pero hay que chambearle mucho. “Si no le gusta cómo soy, que se vaya” es una manera fácil de salirte de esa situación específica, pero la verdad es que el dolor que causa el comportamiento determinado ¡no se va! Por eso, recomiendo buscar alternativas útiles con expertos en el tema.

Ya hablamos con Fabiola Bazán en Bla Bla Blá Podcast sobre la opción de la terapia: para quién es y cuándo buscar ayuda. Yo recomiendo buscar a alguien con quien te sientas cómodo/a hablando y que sientas que vas a avanzar. Es importante que preguntes cuándo te darán de alta (un aproximado) ya que no quieres estar ahí de por vida.

Mis recomendaciones son:

Terapia Gestalt

Aquí aprendes a observarte y tomar responsabilidad de lo que tú haces y ver lo que hacen los otros. Es muy físico y te llevan a descargar el enojo, la ira y la tristeza de manera física. Muy buena para soltar eso que de otras formas puede ser nocivo (como desquitarse con las mascotas). Hay muchísimas opciones en México.

Rapid Transformational Therapy

Esta técnica nueva a mí me ha sido muy útil y la seguiré utilizando mientras me sienta cómoda y la necesite. Yo voy con María, quien es una de las pocas expertas en México. Increíble. En un estado relajado (le llaman hipnosis pero sí estás consciente) tocas recuerdos para superar eso que ya no te sirve, respecto al hecho/situación que quieres trabajar. Después te vas con una meditación que hay que repasar por 21 días.

Thetahealing

Es una sanación energética que tiene como principio que al cambiar creencias se cambian patrones y la vida entera. También se hace por medio de una meditación y una indagación de ver qué te pasa y por qué, se programan nuevas creencias y también sales con la conciencia despierta de por qué tal comportamiento. Busca en tu ciudad opciones, en el sitio oficial te pueden ayudar, o si estás en Ciudad de México, te recomiendo Sandra Orozco quien es mi maestra y magnífica healer. (Yo también practico, con gusto podemos trabajar, pero no me dedico a eso).

Otro tipo de terapias que son muy de shock, es decir, que el terapeuta te hace ver todo lo que odias de frente, requieren de estómago. Son efectivas para muchos. Yo fui varias sesiones con un hombre al que quería patear en cada sesión pero también reconocí que tenía razón. No te hacen sentir cómoda/o pero te confrontan.

Estas son recomendaciones sencillas, pero dejo abierta la puerta para el nuevo episodio de Bla Bla Blá Podcast para hablar del tema.

El punto es hacer algo al respecto en lugar de seguir sufriendo “a lo wey”. El crecimiento personal es arduo pero vale toda la pena.



1 thought on “De patrones y patrones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *