¿Dónde comprar mis productos de belleza?

Muchas personas me han preguntado dónde pueden conseguir mis “pick of the day” o algunas otras cosillas de las que hablo. Pero también tienen duda de qué lugar es el mejor para ir de beauty shopping.

Hay muchas respuestas, aquí el análisis de mi experiencia.

cosméticos home

En tiendas departamentales

Aquí tendrás muchas opciones, ya sea un Liverpool, Sephora, Sanborns o Sally, encontrarás productos de distintas marcas, precios y presentaciones. Por un lado es bueno, por otro puede ser confuso, pues cada una de las demostradoras te dirán que su producto es el bueno y algunas se molestarán si no accedes a comprar. Y peor, si pides muestras para probar. Sé que esto no sucede en todos los casos, pero esta debería de ser la mejor estrategia de venta: prueba y el producto te convencerá por sí solo.

Pro: la variedad y servicio. Puedes probar y experimentar cada marca, siendo asesorada por expertas.

Contra: generalmente es caro.

En el súper

La conveniencia de comprar todo lo que necesitas en un solo viaje es magnífico. Este es un buen sitio para cosméticos de marcas que ya conoces y, mejor aún, si sabes tu tono de maquillaje, por ejemplo. Generalmente los precios son más accesibles y existe buena variedad. Eso sí, para tratamientos para la piel, no hay tantas opciones, y con algunas excepciones, yo no recomendaría las cremas que ahí se venden.

Pro: conveniencia.

Contra: la variedad.

Por catálogo

Como todos los productos que se consumen de esta manera, te arriesgas a encontrar tesoros y productos realmente chafas. No puedo describirlos de otra forma. Aquí debes de quitarte el prejuicio hacia ciertas marcas, porque podrías sorprenderte. Lo mejor es probar. Existen productos de muy buena calidad y otros más “de batalla”, pero, como todo en la vida, si no lo intentas, no ganas.

Pro: la venta directa en tu hogar.

Contra: te casas con una marca y dependes del representante. Además, si estás experimentando, no tienes oportunidad de probar texturas y calidad.

En farmacia

Mucha gente no sabe de esta opción, pero en farmacias dermatológicas o de las mismas tiendas departamentales, existen marcas muy buenas de tratamientos para la piel. Creo que es uno de los mejores descubrimientos que he hecho. Aquí también tienes la asesoría del experto, además de que sí existe variedad de marcas que no encuentras en ningún otro lado. El respaldo de algún laboratorio te da seguridad, y los precios no son tan altos como en el departamento de belleza.

Pro: buenos productos.

Contra: no son tan conocidas las marcas.

En el tianguis

Es EL lugar para el cosmético… ¿quién no ha comprado algún delineador para labios en un puesto? Puedes encontrar productos que te sirven mejor que los carísimos, pero también puedes encontrar algunos piratas, en especial de marcas reconocidas. Generalmente la marchanta sabe del tema y te podrá asesorar.

Pro: los precios y marcas que no encuentras en otros lados.

Contra: calidad y garantía.

Por internet

Es como la venta de catálogo: si no conoces el producto te arriesgas. Además, siempre compra en sitios confiables. Eso sí, puedes encontrar ofertas muy buenas, y si ya conoces el producto y la tienda, es un win.

Pro: variedad.

Contra: seriedad y confiabilidad.

En tiendas de la marca

Aquí tendrás asesoría súper personalizada y sí, variedad de productos, aunque sea una sola compañía. Si tienes tu marca favorita, puedes experimentar nuevas cremas o color, ya sabes que será garantía.

Pro: confiabilidad.

Contra: si no hay tienda cercana, ¿qué hacer?

En el aeropuerto

El duty free es una buena opción para ciertas marcas que ya conoces.

Pro: generalmente sale más barato.

Contra: no puedes probarte los productos. Además, ¿cada cuándo vuelas de manera internacional?

Así que ya saben, opciones hay miles… ganas, seguro también las tienes. ¡Buena compra!

2 comentarios sobre “¿Dónde comprar mis productos de belleza?

  1. Soy clienta de los productos de la farmacia. Ciertamente encuentras mejor calidad y a un precio màs justo, pero igual hay que leer la información de los productos que consumimos, hay muchos que independientemente de dònde los adquiramos, solo se apoyan en buena mercadotecnia. Algo muy importante es que antes de nada, conocer nuestro tipo de piel y cualquier afecciòn tratarla directamente con el dermatólogo, nos ahorrarà tiempo y dinero y obviamente nuestra belleza no se verà afectada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *