¿Por qué duele tanto terminar con alguien?

Captura de pantalla 2016-12-29 a las 12.18.00

Por Lore Reyes

¿Porqué duele tanto terminar una relación con alguien? La verdad es que he perdido experiencia en esto (ya pagué con intereses mi cuota de lágrimas) pues hace 10 años que gracias al cielo no he sentido ese dolor profundo cuando el objeto de tu afecto te rompe el corazón… y de paso la madre.

Este post está dedicado a personas que quiero mucho y que hoy están pasando por esta situación. Y es que pensamos que llorar, moquear, encerrarse a ver películas de amor y sentir que el corazón se sale cuando suena el celular, es exclusivo de las quinceañeras pero no es así; no hay edad para dejar de sentir que tu alma está regada en pedazos por el piso de tu recámara. Cuando una relación se termina, sea cual sea el motivo, responsable o hasta culpable, no importa la edad, el estatus, la profesión o el tipo de relación (novios, esposos, unión libre) se siente como si literalmente el cielo se cayera encima de ti.

corazón roto 2n home Captura de pantalla 2016-12-29 a las 12.18.14

Pueden decirte que todo es para bien, que mejor que fue ahora y no cuando llevaran más tiempo, que el pobre incauto no sabe de lo que se pierde y tus amigas se dedican a echarte porras y decirte lo hermosa, talentosa e increíble que eres, pero no hay nada, nada en este planeta que te haga sentir mejor, porque la realidad es que a ti en ese momento sólo te importa que él mande un whatsapp pidiendo perdón con numerosos emojis de caritas lloronas.

Ilusión rota

Habrá que ver cada caso en particular para saber por qué esa relación terminó. Pero dentro de esas múltiples diferencias que puede haber, hay un común denominador: el deseo de compartir la vida con la otra persona se perdió. Lo más triste de la situación es cuando solamente UNA persona es la que ya no quiere estar y la otra va por la vida pensando que todo está bien. Y entonces una tarde llega y te dice que muchas gracias pero que “siempre no” o el típico “no eres tú, soy yo” que no hace más que dejarte claro que por supuesto que ¡eres tú! ¿Porque si no fuera así, entonces por qué carajo no quiere estar contigo? ¿Por qué entonces sólo quiere ser tu amigo? Por más vueltas que le das a tu cabeza y haces un recuento de los momentos en que pudiste fallar no das con la respuesta y mientras más cosas recuerdas, más te duele, más lloras y más quieres correr a decirle que por favor lo intenten más.

NO lo hagas. Sé que es nuestro primer impulso, porque nosotras las mujeres, parece que no conocemos de barreras y menos cuando de amor se trata. Podemos ir tras él cuando se va a la maestría, podemos cambiar de residencia porque quiere perseguir su sueño y a ti no te importa dejar todo atrás por él, podemos perdonar (casi todo) y olvidar como si la cinta se borrara de manera instantánea, pero por favor, si la relación la terminó él, no vayas a buscarlo. No por ahora. Lo único que logramos es que nos reafirme lo que ya nos dijo, que nos lastime más y que nuestra autoestima se vaya derritiendo por el pavimento. Hay momentos en que debemos aprender a poner tierra de por medio aunque queramos estar presentes en su mente, por temor a que nos olvide.

Además de no buscarlo hay algunas cosillas que no debemos hacer y que por lo general hacemos en un truene, pues la cabeza no nos funciona muy bien después de tanto llanto.

giphy broken heart

Lo que NO debes hacer

  • No pongas memes dolorosos en Facebook: Poner que estamos hechas trizas o que el amor no existe más para nosotras o incluso anunciar que te rompieron el corazón, no lo hará volver. Claro que sirve para que todo mundo te pregunte y meta el dedo en la llaga, para que te digan que es un tonto que merece la hoguera y para recibir muchas muestras de afecto, pero a él, eso no le va a importar. Tal vez ni lo vea porque seguramente te borrará de sus redes sociales justamente para no ver cómo te azotas por las paredes.
  • No revises sus redes sociales: Volvemos al caso de las benditas redes, que gracias a Dios no existían en mi adolescencia porque seguramente estaría recluida en una granja de rehabilitación piscológica por stalker. Revisar la cuenta de Facebook o Instagram es como latiguearse con una cuerda mojada. ¿Para qué? Ya sé que la curiosidad es inmensa pero es una manera de martirizarte. Si ves que está feliz en una fiesta con amigos o con otra, ¡pues claro que te va a doler! Claro que te vas a comparar con la nueva susodicha y a veces somos tan crueles con nosotras mismas que vamos a salir perdiendo. Y si en una de esas tenemos una racha de alta autoestima seguro diremos que es una ballena o una bruja o que tiene cara de ídolo azteca. De verdad no tiene caso que te desgastes así. Lo peor es que si se da cuenta, te va a bloquear y tildar de loca… y no queremos eso.
  • No trates de acercarte a sus amigos para que te cuenten cosas: Muchas veces durante la relación nos hacemos amiga de sus amigos, pero finalmente siguen siendo SUS amigos, y al terminar la relación lo más difícil es que de jalón, te quedas sin novio/esposo y sin círculo social, así que lo peor que puedes hacer además de hurgar en sus redes, es escribirle o llamarle a sus amigos para “saludar” y que obvio te cuente qué ha hecho tu ex, si llora por ti o si, para tu mala suerte, se la está pasando bomba o ya sale con alguien más.
  • No te emborraches y le llames: Suena a cliché de película rosa, pero pasa. La verdad es que las que solemos beber unas copas, nos envalentonamos después de unos tragos y queremos hasta contratar mariachi para pedirle que vuelva. Por tu bien y el de tu honor, evítalo. Si le llamas con unos tragos encima y por alguna razón él cae en la tentación, acaban viéndose y teniendo sexo… al día siguiente será peor para ti. Los hombres pueden hacer esto sin cambiar de opinión. Y tú puedes pensar que después de esa noche maravillosa, van a volver y ¡zaz! Te dice que estuvo bonito y que te quiere mucho pero que las cosas siguen como antes. ¡Plop!
  • No vuelvas sólo porque él quiere: Pasa que al cabo de unos meses y de mucho esfuerzo, lágrimas y valor, lo superaste. Y a él ya se le pasó la crisis existencial y quiere volver contigo. No vuelvas sólo porque él quiere volver, porque crees que no puede vivir sin ti y “pobrecito”. Tú ya pasaste por todo eso y te redefiniste. No digo que no vuelvas porque cada cabeza y cada situación es un mundo pero vuelve porque TÚ quieres, no porque el otro lo desea y afirma necesitarte.

Lo que definitivamente SÍ debes hacer

Yo sé que es súper difícil siquiera levantarte de la cama cuando sientes que todo se fue por el hoyo más profundo. Pero créeme, va a pasar. Así que lo que menos debes hacer es quedarte acostada regodeándote en tu miseria.

  • Sal a trabajar: Esto es obvio. Digo, aún no hay incapacidad para corazones rotos. Pero me refiero a que hagas de tu trabajo un remanso de paz y que pongas toda tu energía en salir adelante. Muchas personas encuentran precisamente en las crisis personales una oportunidad de crecer y enfocarse en su carrera. Puedes proponerte alcanzar ese puesto que no habías aceptado porque significaba pasar más tiempo en la oficina y menos con él.
  • Haz las cosas que no hacías por estar con él: Viene de la mano con el punto de arriba. Nosotras ponemos antes que nada nuestra relación y le invertimos todo para mantenerla. Y dejamos de hacer cosas que nos gustan hacer por pasar más tiempo con ellos. Así que regresa al gym, entra a la maestría, inscríbete en el curso de cocina gourmet que tanto se te antojaba. Tal vez querías empezar un negocio pero él siempre te puso el panorama medio tenebroso y desististe… ¡hazlo!
  • Ponte guapa: Yo sé que cuando terminamos con alguien, lo más fácil es adoptar el look Bridget Jones, pero no querrás encontrártelo o a uno de sus amigos/familia en plena facha. Arréglate, haz un cambio de look; ¡siempre da un nuevo aire! Y ayuda a sobrellevar lo malo de la situación. Hay muchísimas cosas padrísimas que puedes hacerte en el cabello, además de cuidar más y mejor tu piel. ¡Te sentirás y verás radiante!
  • Ponte en circulación: Está muy bien pasar un tiempo a solas y vivir nuestro luto pero ya lo dije antes, encerrarte no ayuda en nada!
  • No te encierres: El mundo apesta. Sí. Pero tu familia y amigos no tienen la culpa. Lo único que logras es que todo sea más doloroso, pues estando sola la pasas pensando y dándole vueltas a las cosas, en imaginar “que hubiera pasado si…” . Tienes que salir, por más difícil que sea poner linda cara en las comidas familiares o ir sola al coctel donde todos tienen pareja. Anímate. Uno nunca sabe las sorpresas que puede darte la vida…

Después de todo verás las cosas diferentes. Y si él no era para ti, entonces ya aprendiste mucho de esa relación, te conociste mejor y sabes ahora que es lo que NO quieres para ti. Esta experiencia seguramente te demostrará que eres más fuerte de lo que pensabas y si finalmente regresan, también sabrás (y sabrá) que debe haber ciertos cambios para que funcione. Hace poco escuché una frase que me gustó mucho y dice: “A veces gano, otras aprendo; nunca pierdo”. Y así es, tienes una gran oportunidad de conocerte, de crecer, de vivir, y eso querida, jamás es perder.

Un comentario sobre “¿Por qué duele tanto terminar con alguien?

  1. Antes que nada un saludo a los administradores de este interesante sitio.
    En mi experiencia personal quisiera aportar algo como lo es caer en depresión.
    Es para mi importante decir que si haz intentado todo esto que nos dice este articulo y aun no logras salir adelante, es por que quizás haz caído en una depresión.
    El terminar con tu pareja finalmente es un duelo y no nos queda otra que aceptarlo, pero igual sin darnos cuenta podemos ya haber caído en una depresión.
    Puedes plantearte lo siguiente:
    Ya haz intentado de todo y aun estas triste y no lo superas?
    Ya ha pasado tiempo desde que rompiste con tu pareja y nada?
    Tal vez es que estes en una depresión leve o moderada, para esto yo te recomendaría la ayuda psicologica, así sin pena pedir ayuda con un profesional, que seguro en poco tiempo estarás ya de nuevo disfrutando de tu vida nuevamente.
    Bien pues solamente quisiera aportar ese dato, muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *