Tres ejemplos de tinte ceniza

Tintes-de-cabello-color-gris

La primera vez que vi un par de ejemplos en vivo fue un shock: ¿cómo habían hecho para obtenerlo? Es que, verán, desde que empecé a llenarme de canas empezó a rondar por mi cabeza la fantasía de algún día (no muy lejano, en mi dramático trauma del momento) dejarme la cabecita gris. Porque para mí los ejemplos de tinte ceniza tenían que ser grises.

Y sí, tenía ahí frente a mí a dos chicas con el cabello gris y se les veía muy bien. Pero bien poco también les duró. Pronto pasaron al vainilla (ceniza) y finalmente al rubio (ceniza).

Echa ojo a estos ejemplos de tinte ceniza

ejemplos-de-tinte--ceniza-claro-labios-negros

Este look me parece muuuuy apropiado porque mis canas se pueden esconder sin problema y me olvido de las raíces. ¿Cierto? Y amo que ella se ve joven, porque, claro, al hablar del cabello gris una piensa que podría verse, ejem… ¿vieja? La tonalidad que elijas debe de hacerte sentir a gusto, no olvides esto, ya que muchas veces por seguir una moda no nos hacemos un favor, ¡al contrario!

ejempplos-de-tinte-ceniza

Si bien el rubio se ve bien, para mí no hay mejor que el gris, ¿y qué tal si se hacen dos tonalidades de grises?

tinte-ceniza-gris-mechones

¡¿A poco no lo aman?! Quizá este sea mi favorito y el que me realice cuando esté pasita pasita. Sí, tendré que retocarme las raíces pero serán grises también, así que podría parecer ooootro efecto de color. No me importará parecer como salida de la película Los juegos del hambre, el estilo será el estilo. Eso sí, en rizado… ¿cómo se vería?

¿Cómo cuidar el cabello?

  • Este tipo de coloración es delicada, así que tienes que poner especial cuidado. Existen shampoos del tono que elijas y es lo más recomendable, ya que además de lavar, matiza; con este paso vas a conservar la tonalidad por más tiempo. Pero, ¡ojo! antes de lavarlo por vez primera, deja pasar lo más posible para que “agarre bien”, es decir, si puedes dos días sin mojarlo, qué bien.
  • Echa mano de los shampoos en seco. Así podrás conservar tu tinte y la grasita innecesaria y hasta el olor a cigarro se van de volada. El que yo uso es el PDH de Living Proof, que huele delicioso y deja mi pelo brillante.
  • Como cualquier melena procesada, deberás de acondicionarla con regularidad, es decir, darle un tratamiento profundo. En este caso es lo mismo que con el shampoo: busca el producto del tono que haga match.
  • Por supuesto que si traes un efecto de color vas a querer utilizar herramientas, pero no debe de faltar un buen protector térmico para protegerlo.
  • Si elegimos uno de estos ejemplos de tinte ceniza (recordemos que no serán totalmente naturales las “canas”) podemos ver que son muy claros y, por lo tanto, hay que decolorar. Además, hay que retocar y retocar y retocar, por lo que es apropiado cortarlo seguido porque sí, va a maltratarse.

Creo que ya ese me quitaron las ganas de hacerlo. Seguro que en cinco minutos más me vuelven a dar. Al parecer sigo preocupándome por el look y las canas, pero espero al menos estarme volviendo más sabia (con todo y rayitos naturales grises).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *