La vida real | Reseñas | Recomendaciones

El aroma del amor

El aroma del amor

Cómo hay aromas que nos traen personas, recuerdos… ese aroma del amor.

Hace rato un hombre pasó junto a mí, no lo vi pero lo olí. Olía a él, a Héctor. Tal cual. No sé cómo se llama la loción, pero a pesar de los años que han pasado lo supe de inmediato. No era él pero era él.

Tuve un flash back y no puede evitar sonreír. Es el amor más bonito que he tenido. Sin duda.

Él varias veces me ha dicho que soy el amor de su vida y yo, tierra dragón como trato de ser, pienso que el amor de la vida es el que está en ese momento. Pero hay amores muy especiales. Sin duda Héctor lo es.

No sé si esté emparejado o de nuevo casado. No sé si sea feliz. A veces sueño con él y en ocasiones se lo he contado.

Estoy escribiendo esto con una sonrisa en la cara. Su aroma, él me hace sonreír. Enorme (¿recuerdan cómo nos veíamos juntos, yo miniatura y él gigante? Rebelde, tierno, divertido, culto, amiguero, ¡tan easy going!, encantador, el canijo).

El aroma del amor, su loción tuvo ese poder de regresarme a un amor idealizado también. Y creo que no me ha vuelto a pasar: relacionar un olor a una persona. No soy buena con los perfumes y fragancias, por eso es aún más significativo.

Hoy lo recordé. Y como estoy en “modo bloguera de las de antes”, tuve que escribirlo tal cual. Aunque ya no estemos juntos.

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *