Emilio: el restaurante dos en uno

 

Captura de pantalla 2014-08-07 a la(s) 11.53.07Pocos lugares tan bellos como Polanco; la arquitectura combinada con lo verde de sus avenidas y banquetas, cautivan a quienes lo visitan. Y si a eso le sumamos el parque Lincoln, tenemos un combo ganador. Justo en este punto se encuentra un nuevo restaurante, Emilio, que lleva poco más de un mes abierto.

En el primero piso el ambiente es relajado, perfecto para compartir con los amigos. Paninis, hamburguesas, tacos, ensaladas y buen vino, se unen a la música relax y a las risas de las mesas llenas.

 

En el segundo piso la cosa se pone más seria. El ambiente se relaja a ritmo de Captura de pantalla 2014-08-07 a la(s) 11.52.08música más a la Sinatra, y la compañía seguramente será de empresarios de la zona (muy de Polanco), con alguna cara familiar en más de una mesa. Pero  la vista es de lo mejor: los árboles del parque son el fondo perfecto para la tarde. La cocina es una mezcla entre comida vasca con toques franceses y mexicanos, cuyo resultado es el balance perfecto para los que disfrutamos de los sabores equilibrados y más delicados que lo común en la cocina vasca.

10568995_10154505506065393_8452503026786736598_nPor ejemplo, el ceviche de robalo, callo de hacha, camarón y mango es una delicia. Los tacos de pato, también son perfectos para la entrada, aunque seguramente querrás pedir más y más. De plato fuerte recomiendo el Chipirón braseado con mermelada de cebolla y crujiente de tinta de calamar y para terminar, yo me iría por el laminado de mango con helado de yogurt, aunque el antojo me pida la espuma de Crème Brûlée con brownie y helado de canela.

Pero qué mejor que su gerente nos hable del concepto:

 

Ahí lo tienen, una gran opción para una comida de negocios o con los amigos el fin de semana. ¿Los precios? En la planta baja van desde los $85 a los $265 (el platillo más caro), siendo el promedio los $145. En la planta alta, de los $90 a los $780 (platillo para dos).

 

La dirección: Emilio Castelar 107, entre Julio Verne y Alejandro Dumas. Justo frente a la fuente del parque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *