Keratina en el cabello: ¿de verdad funciona?

14940115_10157889193120393_9052961548082637026_o

Fantasía máxima: un pelazo. No estoy exagerando, para las mujeres nuestra cabellera tiene poderes mágicos, cual Sansón. Y no se hagan los hombres, porque también les preocupa mucho.

Por eso, cada cosa que nos hacemos en el cabello nos da emoción/terror… ¿y qué tal que no funciona? Sí, sí, crece y bla, bla, blá, pero, mientras eso sucede, el vivir con el peinado/color/proceso es otro cantar.

Pero ahí voy de obediente, la verdad sin miedo, a ponerme un tratamiento que me dijeron es una maravilla: Kerasilk.

¿De qué trata?

Bueno, Goldwell es la mamá de estos productos. Esta marca elabora productos muy especializados para estéticas y con Kerasilk Luxury Hair Care también se ofrecen productos para aplicar en casa y así mantener tu cabello estupendo.

Hay cuatro líneas: Control, Reconstruct, Color y Repower volume. Yo probé Kerasilk Control.

Control: ¡ay nanita!

Lo que dice la marca

Captura de pantalla 2016-11-08 a las 15.52.25

Lo que digo yo

Bueno, todo un viaje. La verdad yo ya había probado un tratamiento de keratina que me había encantado. Fue uno especial para que mis rizos no se fueran, así que no sólo me quedó hidratado y brillante, también mis chinillos lucían perfectos.

Con esta referencia fui al salón sin miedo, ya había tenido una experiencia muy buena. No había qué temer.

La cita fue en  ⁠Randall Beauty Lounge en Altavista, un salón muy exclusivo de esa zona de la Ciudad de México. Todo muy bonito, sí.

Por mi tipo de cabello eligieron hacerme el control y, la verdad, es que no pensé en mis rizos. Ni modo.

Captura de pantalla 2016-11-08 a las 16.04.48

El proceso llevó bastante tiempo, un poco más de dos horas. Mientras, estuve muy consentida y apapachada. Consiste básicamente en aplicarte el producto por mechones, dejarlo un rato. Plancharlo, lavarlo, secarlo y volver a plancharlo. Todo esto porque el calor ayuda a que el producto penetre.

Captura de pantalla 2016-11-08 a las 16.04.38

El resultado fue un lacio muuuuy lacio. Con mucho brillo y una sensación un poco rara, que terminó de quitarse hasta la siguiente lavada (no se asusten si les sucede, es normal).

Captura de pantalla 2016-11-08 a las 16.04.27

La hora de la verdad: al lavarlo en casa. El proceso sí me quitó el frizz y… la verdad, mis rizos. No me dio un infarto porque sé que volverán cuando el tratamiento se vaya por completo (en un par de meses), y para remediarlo, lo que hice fue secarlo con la secadora y un cepillo gruesote para darle volumen y cuerpo.

Así que decidí disfrutar este look que, no es por nada, se ve espectacular.

Mis rizos se han vuelto unas beach waves que dejo de vez en cuando, pero definitivamente el brillo es notable y es muy suavecito.

Después de un mes, mi cabello luce y se siente increíble, y eso que uso la secadora para darle volumen… casi todos los días.

14940115_10157889193120393_9052961548082637026_o
@crislata

¿Lo volvería a hacer? No estoy segura, extraño tener mis rizos. Pero no estoy nada inconforme con el resultado, ¡qué va! Eso sí, no es un tratamiento económico. Es caro, pero como “humectación profunda y alaciamiento permanente” vale la pena la inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *