Labios rojos, ¡también para ti!

labios rojos home

Es lo último para la temporada de invierno y, claro, siempre ha sido el sello de un look de fiesta: labios rojos, gramorosos, sensuales. Bueno, ¿a quién no le gustan?

Si bien todas los vemos y los amamos, quizá no los usemos por razones distintas: creemos que no nos favorecerán, nos sentimos “muy trompudas”, hay algún prejuicio pudoroso por ahí o de plano no hemos encontrado el tono adecuado para nuestra piel y hasta el tono de los dientes.

Y si bien tooodas las marcas tienen sus rojos pasión, rojos mates (los más in) y hasta tintas para labios, hoy quiero contarles de un descubrimiento que amé: la línea de rojos de L’Oreal: Color Riche Pure Reds.

La historia cuenta que cada una de sus embajadoras desarrolló (o eligió, pues), el  rojo que más le gusta para su tono de piel y el resultado es una colección de tonos diviiiinos, se los digo porque ya los vi.

 

Labios rojos colección L'Oréal rojo Blake

El reto es que uses un tono cada día y verás que todos te quedan bien.

 

Algunas de las embajadoras que se visten de carmín son: Blake Lively, Julianne Moore, Zoe Saldana, JenniferLópez, Doutzen Kroes, Freida Pinto, Laetitia Casta…

Los tonos sí que cambian y hay alguno que va más hacia el rosa y otro hacia el morado intenso. Pero de verdad, hay para cada gusto.

Yo confieso que tengo mi favorito y es que ya traigo en mi bolsa. Se los presumo aquí.

labior rojos Blake Loreal rojo mate

La textura es también increíble y bueno, vean el tono. El empaque también es súper lindo y cada uno viene firmado por la diva creadora.

Tip para llevar labios rojos:

  • Si tiendes a tener los dientes amarillos, busca un tono que tenga una base azulada… no son todos, pero intenta a ver cómo se ve en tu piel.
  • Siempre utiliza un delineador en lápiz para que tu boca quede perfecta; en rojo es un MUST, a menos que quieras parecer salida de una pintura de Picasso.
  • Para no andar por la vida con el diente pintado de rojo y que nadie te lo diga, este truquito hará la diferencia: al terminar de pintarlos, mete un dedo en tu boca, ciérrala y sácalo suavemente entre tus labios. Verás que el exceso se quedará en la mano y no en tu sonrisa.
  • Siéntete sexy al llevarlo: no hay tono de piel al que no le quede alguno, sólo prueba si te van mejor los que van hacia el naranjo, el fresa, el rosa o el morado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *