Mano a Mano: ayudar a México

Captura de pantalla 2017-09-27 a la(s) 21.27.12

Se nos movió la tierra. Una y otra vez. Y las emociones. Se nos movió todo. Y de pronto ahí estábamos, paradas, sin saber qué hacer, pero con adrenalina, miedo y tristeza. ¿Cómo ayudar a México después de esto?

Correr a casa, verificar que todo estaba bien después de ver las noticias. Llegar a tu “zona” y empezar a ver gente en la calle, sentada en la banqueta con maletas, sillas, muebles. Voltear y ver ese edificio de La Morena a punto de colapsar. WTF?! Piensas. Y sigues caminando entre gente que está en el suelo, esperando. En shock.

Ves a un chico venir con el brazo recién enyesado, con pucheros, arrastrando los pies. ¿Estás bien? Toma, ven, siéntate. Sólo le ayudas. “Al menos sé que le salvé la vida a dos personas, pero la loza me cayó a mí. Duele muchísimo.” Sacas tus dos ibuprofenos y se los das con el agua que acabas de comprar. “Tómalo, de algo ayudará”. “Estás muy cerca del metro, ¿puedes llegar así a tu casa?” Te dice que sí. Le das dos boletos aunque, le aseguras, están dejando pasar sin pagar. “Vete con calma, no hay prisa. ¿Quieres una paleta de pollito rostizado?” Y te muestra su primera sonrisa.

Te alejas mientras ves más edificios muy dañado. Pero te detienes cuando ves uno como si hubiera recibido un “machetazo”. El excusado, la ropa de los clósets, la intimidad de uno, dos, tres, cinco, siete hogares expuesta a todos. Aprietas el paso, estás a un par de cuadras de tu casa. Ninguno de tus vecinos te contesta o sabe qué pasó. “Cinna”, piensas en tu cachorra. Pero a la vez, hay una cierta tranquilidad en tu corazón. También shock. Frente a Piel Morena, tu café de tejido, tres edificios, cuatro… casi colapsados. ¡La casa de Maris!, pero está bien. Casi vas corriendo pero la ciudad es un caos. No hay luz, no hay señal. Los vecinos están dirigiendo el tránsito en Cuauhtémoc, jóvenes, muy jóvenes. Falta una cuadra y es mágico cómo, cruzando la avenida, todo cambia. Todo está tranquilo. Tu casa está bien. El perchero se cayó, tu Oscar fue derribado por unos libros (heridas de guerra, ni modo, Óscar), un frasco de salsa para pasta tirado en el suelo y una perrita que te saluda feliz. “Fiu, está bien”, piensas.

Pero no está tan bien. Los días siguientes la notas rara. Pero eso lo sabrás después. Ahora quieres salir y ver a tus vecinos, “¿Por qué no me contestabas, Angie?”, casi reclamas. Avisas que tu casa está bien.

Y así comienza todo…

Podría seguir, pero no es el momento. Hoy quiero contarles otra cosa que inventamos para ayudar a México.

Mano a mano

Todo comenzó después del temblor del 19 de septiembre con la convocatoria de una de nosotras para juntar ropa y… “Corte a…” Armamos un “grupo de voluntarias”, siete, amigas de Viky más mi adición: Tarus.  Y una idea llevó a la otra y a la otra, hasta que la querida Fer Pasquel nos ayudó a hacer el logo, pensamos en la campaña y, ¡pum! Aún sin campaña mañana sale nuestro primer camión rumbo a la zona de Itzmo en Oaxaca.

¿Qué queremos? Contribuir. De alguna forma, de muchas formas. Esto es pequeñito pero queremos poner nuestro granito de arena y estamos muy conscientes que juntas/juntos somos más.

como-ayudar-a-mexico

¿Qué estamos haciendo?

Por el momento vamos a enviar un primer camión a Oaxaca mañana, a varias de las zonas más afectadas, a entregar lo que recaudemos; por eso somos “Mano a mano”. De las primeras manos pasan a las nuestras y de las nuestras a las suyas. A esas personas que “viven como en gelatina” de tanto que se mueve la tierra. Esta es la acción de esta semana, pero confiamos que seguiremos en otros puntos que también están muy afectados.

temblor-de-mexico

Esperamos que el viernes salga otro y el domingo un tercero a Xochimilco.

Hoy lanzamos la campaña “Haz patria…” y estamos recaudando cinco “categorías” (por el momento ves tres). Lo más increíble es que contamos con el respaldo y apoyo de la Organización Mundial por la Paz, así que ya tenemos camiones para entregar los viajes, sólo necesitamos, ejem, llenarlos.

Captura de pantalla 2017-09-27 a la(s) 21.45.12

¡Por eso pedimos tu colaboración para ayudar a México!

Sabemos que se puede hacer muchísimo si nos unimos y que hay cientos de personas que se han volcado a las calles para ayudar en lo que se pueda, ¡gracias, gracias, gracias! Esta es una manera más de sumar.

#ManoAMano somos más.

ayuda-a-mexico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *