Minifalda después de los 40: yeiii o wak

minifalda-despues-de-los-40-se-vale

Ayer publiqué en FB e Instagram un par de imágenes sobre una faldita que me encantó. La cosa fue que no la compré, ¿por qué? Mi pregunta al aire fue: Minifalda después de los 40: ¿qué opinan?

Me encantó la participación que hubo, la gente empezó a echarme porras de que sí debía de comprarla. La verdad es que está súper chula, ni cómo negarlo. Y si bien en este espacio ya hemos tocado el tema de envejecer, no sólo afectó el asunto de la edad. Ahora les explicó qué pasó.

minifalda-despues-de-los-40

Minifalda después de los 40: ¿la edad cuenta?

A pesar de que creamos que sólo la edad influyó en mi decisión de compra, no fue así. Hubo otras razones importantes.

  • Comodidad: Tristemente en la Ciudad de México no es muy cómodo traer una falda tan corta si andas a pie: puentes peatonales, metro, metrobús no son los sitios más miniskirt-friendly. Triste pero cierto.
  • Seriedad: Si bien no tengo problema en utilizarla en fines de semana, no es una opción para ir a trabajar. ¿Por qué? Suena quizá a una tontería, pero me resta autoridad. El verme más joven tiene muchos pros pero también algunos contra: “esta chiquilla qué sabe”. Así que vestirme más seria sí me pone en otro nivel. Vuelvo a decirlo: triste pero cierto.
  • Practicidad: Ante lo anteriormente citado, ¿para qué gastar en algo que utilizaré dos veces al año? ¡Habiendo taaantas otras prendas a las que les podría sacar más jugo?

Dictemos nuestra propia tendencia

Espero esto no suene contradictorio, pero cada estilo lo define quien lo usa. Yo elijo ahora vestirme más seria y ¡es mi decisión! Me siento más cómoda cuando le hago caso a lo que deseo YO. Bien decía mi cuñada Yunuén en IG, “me encanta pero en mi cabeza la vocecilla me dice, ya estás casi cuarentona”. La edad es cuestión de actitud, sí, pero también creo que nuestros estilos van evolucionando y cambiando, lo cual me parece FA-BU-LO-SO.

Y vean este video, en donde se habla de la edad y el estilo… ¡de vida y de todo!

La edad no es un impedimento para tener un look alocado, pero es decisión de cada quien con qué se siente cómodo y con qué no. Ya sea que uses minifalda después de los 40 o ¡hasta el tobillo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *