La vida real | Reseñas | Recomendaciones

No cometas estos errores en tu CV

De OCC me mandaron este mail que me parece súper útil y por eso me tomé la libertad de compartirlo.

105943260Muchas personas batallan en encontrar un buen trabajo, algunas no tanto, entonces… ¿en qué radica la diferencia? Bueno, supongo que podríamos hablar de actitud, contactos y… currículum. Para que no te falle este tercer punto, lee lo que nos recomiendan los expertos en reclutamiento Online:

“Cuando un candidato pregunta por qué han pasado más de 6 meses sin que obtenga un trabajo, lo primero que pienso es que hay un problema con su Currículum. Nadie nos enseña a hacerlo, y no siempre tenemos claro qué es lo que debe llevar y qué no. Un currículo tiene un objetivo principal: venderte como empleado. La empresa va a elegir al mejor ‘producto’ y tu misión es que el currículo exprese tu valor profesional, experiencia y conocimientos.

También debe proporcionarle a la empresa la información básica para contactarte, debe mostrarle por qué puedes ser el indicado para el empleo y hacer que quieran conocerte en persona. Cuando logras eso con tu CV, el reclutador te llama para concertar una entrevista.

Por el contrario, cuando tu Currículo no es relevante, nadie lo ve, nadie se interesa en ti, y sigues esperando una llamada que no llega. Para evitar que esto pase, te comparto 10 errores que aniquilan tu CV. Trabaja en ellos y te aseguro que obtendrás mejores resultados la próxima vez que te postules a una vacante.

1. Es muy largo

De acuerdo con datos de OCCMundial, una vacante recibe en promedio 30 postulaciones. Es decir al menos 30 currículos que el reclutador tendrá que revisar. A nadie impresiona un CV por su extensión, simplemente no hay tiempo de leerlo. El reto es destacar lo realmente importante en pocas palabras.

Entonces ¿de una o dos hojas? Eso depende de tu perfil y experiencia. Si en 1 hoja eres capaz de venderte ¡excelente! Si consideras que necesitas extenderte más, también se vale.

Lee también: 7 tips para reducir la extensión de tu CV

2. Tiene información irrelevante

Hay solo 3 datos personales que interesan en un currículum: nombre, teléfono y mail de contacto. Éste último debe ser profesional, si usas una cuenta como florecita88@mail.com o pepehulk@mail.com tu documento pierde seriedad.

Tu RFC, CURP, fecha de nacimiento, estado civil y dirección NO son relevantes hasta que el reclutador lo solicita. Cédula profesional solo en caso de que la requieras para ejercer tu profesión -médicos, abogados, profesores- o que lo indique la vacante. Hay quienes tienen más de 5 años de haber terminado la carrera y ponen su promedio escolar ¡grave error!

Tampoco incluyas tu trabajo de becario de 1998 o tu primer empleo si ya tienes más de 10 años de experiencia. Recuerda: lo que interesa es tu experiencia más reciente.

3. Errores de ortografía y redacción

No importa que seas ingeniero o analista financiera. La ortografía en tu currículum indica que prestas atención al detalle y que eres profesional. Si como reclutadora encuentro un currículo con graves faltas de ortografía o redacción no me dan ganas de seguir leyendo, y menos si tengo una pila de currículos para revisar.

4. Frases trilladas

99% de los candidatos escribe en su currículum frases como “altamente responsable” “orientada a resultados” “proactivo”. Son muy comunes y se abusa de ellas en la búsqueda de empleo, por eso a nadie impresionan. Concéntrate en destacar tu experiencia y habilidades y deja que tus logros hablen por ti.

5. Objetivo laboral genérico

Imagina que lo primero que lee el reclutador en tu currículum es lo que tú quieres obtener de la empresa. Esto sucede con la mayoría de los objetivos laborales: hablan de las necesidades del candidato.

Actualmente se recomienda utilizar un Perfil Profesional, donde describas en un párrafo o a manera de listado, las áreas top en las que tienes experiencia o las habilidades más destacadas de tu perfil. Para la empresa será mil veces más valioso que le muestres qué harás tú por ella y cómo resolverás sus necesidades.

6. Incluyes toda tu historia académica

Si tienes un título de licenciatura importa poco en qué primaria, secundaria o preparatoria estudiaste. Sin embargo, hay quienes cometen en error de enlistar toda su trayectoria escolar. Basta con tu último grado de estudios. Si tienes licenciatura o preparatoria trunca incluye los semestres concluidos.

7. Muchas funciones, ningún logro

Un error frecuente en la redacción de nuestra experiencia laboral es que se limita a describir funciones y actividades. Pero nunca decimos cómo impacto nuestro trabajo a la organización. Analiza tus actividades y menciona logros, metas alcanzadas, reconocimientos y todo aquello que te haga sobresalir.

8. Información falsa

Cuando mientes en tu currículum no solo pones en riesgo el proceso de selección, también dañas tu reputación y te cierras puertas. Sé honesto en cuanto a los periodos laborados en un lugar de trabajo, nivel de habilidades y conocimiento de idiomas.

9. Un formato poco profesional

Orden y limpieza son factores clave en tu CV. No obtendrás más entrevistas por un currículum ‘bonito’. Evita tipos de letra difíciles de leer, márgenes que roben espacio o adornos.

10. Una mala foto

Si tu opción de fotografía es la que tienes en tu perfil de Facebook o la de tu título profesional de hace 10 años, mejor no la incluyas. Sin embargo, algunos reclutadores recuerdan mejor los currículos que tienen fotografía, sencillamente les dan presentación y personalidad al documento.”

Escrito por Nuri Cobos en el blog de OCC.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *