Por qué elegí no ser madre

mujer viendo al horizonte

Continuando con la Edición Blogger, en el mes de la mujer, hablemos de nosotras y un poco de todo lo que nos mueve.

Por Susana Porras de GWmagazine

Soy mujer y estoy feliz de serlo, sólo que siempre me ha dado mucha rabia toda la carga que socialmente se nos impone. De niña, tienes que ser bien portada, educada, bonita, estar bien peinada, no ensuciarte, ser cumplida en la escuela. Vas creciendo y ser recatada, sociable, pero tener cuidado de que no se mal entienda por los chicos, estudiosa, estar siempre guapa y delgada, casi ‘Top Model’. Con los años, buena en tu trabajo y, tristemente, si tienes logros importantes se sigue diciendo: “Pues de seguro a alguien se las dio…” y hasta tener un “buen novio”. Y pues, lógico casarte y tener hijos para convertirte en una excelente todóloga. Sí, madre, esposa, respetable en tu profesión, ama de casa y seguir pareciendo una ‘Top Model’.

Pero, ¿así tiene que ser? Es momento de dejar de seguir esos patrones y asumir que podemos decidir, al fin y al cabo, que quien lo gozará o sufrirá es uno. Podemos decidir si queremos vivir solas, dedicarnos como locas a trabajar, si queremos vivir o no en pareja y, si vivimos en pareja, si decimos tener o no tener hijos.

Yo decidí no ser madre y es muy triste que las mismas mujeres sean las más duras y te vean con cara de fuchi y al mismo tiempo te pregunten:”¡¿Cómo?! O sea, ¿no vas a tener hijos?, ¿acaso no sientes el instinto maternal?, ¿qué harás de vieja?, ¿quién va a cuidar de ti el día de mañana?, seguido del “Al rato, cuando no puedas, te vas a arrepentir…”

mujer viendo al horizonte

Primero que nada, el tener hijos no es para garantizar un enfermero o enfermera en la vejez, es un acto de amor desinteresado que busca formar unos bellos seres humanos independientes.

Gente, cada quien su vida. No asumamos que lo que uno quiere o es mejor para ti lo es también para el de al lado.

Todos nacemos para algo diferente en la vida, si no, pues qué aburrido. Somos un gran cúmulo de emociones, aptitudes y aficiones en diferentes cuerpos.

pexels-photo-126313

Como dije antes, yo elegí no tener hijos, es una parte que nunca me ha interesado y no soy un ogro que odia a los niños, simplemente no me gustaría llevar todo ese tan arduo y respetable rol de madre. Soy feliz como vivo y con lo que hago; dedico mi tiempo a mi pareja, a mi familia, amigos, a mi trabajo y a mí misma.

Me han llamado egoísta, sinceramente creo que el egoísmo es seguir con un patrón, hacer lo que se espera de ti por ser mujer, sin estar convencida; ser infeliz y reflejarlo en los más inocentes, los hijos. Desafortunadamente creo que aún muchas se dejan llevar, por “lo que sigue” y tienen dos o hasta más pequeños para al rato estar frustradas, de malas y con hijos a los que crían, si tienen las posibilidades, la nana o el internet o la abuelita, qué sé yo…

Al final es una decisión de vida que pocos entienden.

En fin, creo que debemos comenzar por ser más empáticos y no juzgar, simplemente dar lo mejor de nosotros a los demás y a ser felices sin meternos en donde no nos llaman.

Aprendamos a respetar el derecho de cada una a elegir.

Lee nuestro artículo anterior en Edición Blogger01: GWmagazinemx

Y en redes: Fb: GWmagazinemx  Tw: GWmagazinemx  Ig: GWmagazinemx   Pinterest Gwmagazinemx

Mujeres en acciónPara seguir leyendo la Edición Blogger completa, dale clic a cada uno de los temas. Te van a encantar. Así también conoces todos nuestros espacios de letras.

  1. Cómo vencí mi resentimiento hacia las mujeres, de Aydée.
  1. Mujer Multitask, de Ale.
  1. ¿Las mujeres asustamos a los hombres?, de Ana de Qué con qué.
  1. Conectando con el yin, la energía femenina de recibir, de Bianca.
  1. 5 retos femeninos a los que se enfrenta la mujer actual, de Jazz Mendoza de The Pink Point.
  1. Ser mujer en una ciudad de acosadores, de Marly
  1. Lo que me enseñaron de ser mujer (y lo que yo he aprendido), de Cris (o sea, yo).
  1. Mamá joven… Más éxitosa que nunca, de Nelly.

2 comentarios sobre “Por qué elegí no ser madre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *