Rutas de México: lugares indispensables para visitar

barrancas del cobre home

Si buscáramos en una lista de “los sitios que usted tiene que pisar algún día antes de morir” seguro México estaría incluido. Nuestro país es un lugar basto, en todos los sentidos: el clima, la variedad, las lenguas, la gastronomía, los paisajes, los ecosistemas, ¡hasta los modismos que usamos! Aquí hay de todo para todos, así que les propongo que durante este mes nos dispongamos a conocer un poquito de México, sus rincones, sus tradiciones, sus rutas: cada aspecto que vale la pena vivir.

Imaginen tooooooodo lo que hay en sus 32 estados, ¡no nos aburriríamos nunca! Pero ya, chop chop, hay que empezar a hacer planes para… mmmm,  ¿qué tal este puente del 1 de noviembre?

¿Por dónde empezar?

Bueno, antes de que piensen que pueden recorrer todo el país en una semana tengo que decirles algo: ¡México es enooorme! Así que mejor planifiquemos y qué mejor que hacerlo por rutas.

Si tienes alguna de estas rutas cerca de casa, podrás hacerla (en realidad sólo parte de ella) en un fin de semana.

Me basé en las rutas propuestas por la Sectur nacional, con mis propios toques para enriquecerlas. Ojo, yo recomiendo que se vayan poco a poco, pero está padre incluir a todos los estados en estas rutas.

Ruta del vino: ¿sabías que en México se produce buen vino? Este es un excelente pretexto para conocer más al respecto y viajar hasta Baja California. En la parte alta, llamada “Valle de Guadalupe”, podemos ver grandes viñedos, ¡todo un espectáculo! Y no nos quedan nada lejos Tijuana, Rosarito (y las playas que están cerca, con sus dunas de arena clara), Ensenada, y si tienes más tiempo, bajar hasta La Paz y ¡Los Cabos! ¡A ver ballenas! Para los aventureros de corazón, no se pueden perder la zona de la Sierra y sus pinturas rupestres.

barrancas del cobrePor tren hacia los Tarahumaras: Un tren súper VIP (bueeeno, no tanto) recorre parte del norte, desde Chihuahua hasta la costa sinaloense, internándose en el corazón de la zona tarahumara. Ahí, podemos encontrar huellas del camino de los revolucionarios y también un cañón cuatro veces más grande que el famoso Gran Cañón de Estados Unidos. Las Barrancas del Cobre y Mazatlán son los lugares más populares de la ruta, pero también hay grandes reservas ecológicas que valen muchísimo la pena visitar. Si les interesan las Barrancas del Cobre, acabo de ir y puedo decirles de muchos lugares más para visitar.

Bajío de sol, tradiciones y ¡de mi tierra!: intentaré ser profesional y no decir que Michoacán es uno de los lugares más mágicos del mundo. Ups, demasiado tarde, ya lo dije. En esta ruta tienen que incluir Morelia (y sus dulces), Pátzcuaro (donde Vasco de Quiroga creó una gran utopía), Tzintzuntzán (uy, qué les cuento de las artesanías de aquí), Santa Clara del Cobre y bajar hasta Ixtapa Zihuatanejo (ya en Guerrero) y terminar en Acapulco. De todo para todos.

Bajío de historia (y Bicentenario): Esta será muy extensa, pues va desde Guanajuato pasando por  Querétaro para llegar a la gran Ciudad de México (Ciudad de reyes, emperadores, palacios y gente, aunque no lo crean, cálida). Si te quieres acercar a la historia mexicana de los últimos 2 siglos, ésta es una ruta básica. Guanajuato, San Miguel de Allende, Querétaro y Dolores Hidalgo son una oportunidad para vivir en el recuerdo la lucha de la Independencia.

La Huasteca (o, ¡hay tanto que ver!): San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz e Hidalgo. Aquí también necesitaremos tiempo. Entre las zonas arqueológicas de Veracruz, las ciudades coloniales de ese mismo estado y San Luis Potosí, las bellezas naturales de Ciudad Valles, Real del Monte, La Huasteca, los rápidos veracruzanos… ufff, ¿le sigo? Ciudades modernas como Pachuca y San Luis, culturales como Jalapa y el Puerto jarochísimo… ¡a qué hora nos dará tiempo de verlo todo! No se alebresten: poco a poco, ¡hay más tiempo que vida!

Ruta del tequila y el sol: Tequila, Guadalajara, Puerto Vallarta, Riviera Nayarita, Colima, Manzanillo y Comalá. Aunque se los puse un poco en desorden, esta partecita oeste de la República guarda grandes secretos de nuestras tradiciones. ¿Alguien imagina lo mexicano sin el mariachi, sin el tequila y sin el Océano Pacífico?

El ajonjolí de TODOS los moles: Sí, claro: Puebla tiene que entrar. Pero también está Ciudad de México, Morelos, San Pedro Atocpan, Tlaxcala, Oaxaca (y su amarillo, qué coooosa). Pero ya que estamos en Oaxaca, tenemos que visitar Huatulco, Mazunte, las zonas arqueológicas de Mitla y Monte Albán, y cualquier mercado que se nos atraviese para comer una deliciosa tlayuda.

Oh, los mayas: Quizás este sea el rincón más famoso de nuestro país en lugares como Europa. En Chiapas TENEMOS que visitar San Cristóbal de las Casas (un pueblo obligatorio), Palenque y sus ruinas (curiosamente más cercano a la capital tabasqueña que a la chiapaneca), Villahermosa, Campeche (la pequeña Cartagena de Indias), Mérida, Chichén Itzá, Cancún…uf, y ya me cansé nomás de pensarlo. El Caribe mexicano mezclado con las pirámides mayas es un increíble seductor de propios y extraños.

El Virreinato: Majestuosas ciudades coloniales nos muestran en sus paredes y jardines parte importantísima de la historia de México. Durango, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, Morelia, Guanajuato, Querétaro, Ciudad de México, son puntos clave para deleitarse de la arquitectura y el pasado del país.

Entre la Revolución y la modernidad: el norte, tan desértico, tan moderno, tan próspero, ¿qué tiene esta ruta que ofrecernos? Durango, Torreón, Saltillo, Monterrey, Hermosillo, Guaymas, Ciudad Lerdo y Parras forman quizás la ruta más diversa de todas las anteriores, en donde hay desierto, grandes centros comerciales, montañas y lagunas. Ah, claro, mujeres muy hermosas… o eso dicen.

¿Te latió alguno? Prepara tu mochila, no olvides tu cámara, agua y una buena variedad de botanita para el camino, ¡no te arrepentirás!

Un comentario sobre “Rutas de México: lugares indispensables para visitar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *