Rutina de belleza exprés para la nueva mamá

rutina belleza para mamas home

Sí, sabemos que no tienes tiempo de naaada, que estás a-go-ta-da y sólo pides cinco minutos para darte una ducha, ¿¡quién piensa ahora en verse linda?!

Contrario a todo esto, y a lo que en realidad sientas, entre los muchísimos cambios que estás pasando por acabar de parir, está el dejar ir tu vieja imagen, tu viejo look. Y eso también duele.

Quizá no eras de las que te producías muchísimo, pero ahora es una pena, ¡te sientes como desastre de película! Pero si eras de las que se planchaba el cabello de manera perfecta cada día de la semana, no quiero ni imaginar por lo que estás pasando.

shutterstock_260632511

Sean peras o manzanas, tengas o no tengas ayuda de tu mamá, mejor amiga, hermana o nanny, armé una rutina fácil para que tu piel, cabello, uñas y todo tu cuerpo no se sientan descuidados, además de que sientas que también te estás consintiendo a ti… y que no dejes de ser mujer para convertirte únicamente en mamá.

La piel

Captura de pantalla 2017-03-10 a la(s) 10.52.48Como no tienes tiempo de embadurnarte 45 cosas, ve a lo básico. Compra una buena crema hidratante que tenga filtro solar y antioxidantes. Para el contorno de ojos quizá quieras algo que sea contra las ojeras… sabemos que estás agotada. Puedes guardarlos en el baño, junto a tu cepillo de dientes, no tardarás ni 30 segundos en aplicarlos después de bañarte y antes de ir a dormir. Para limpiar la cara en la noche, usa el agua micelar, yo estoy fascinada con la de Bioderma, que es súper suave para mi piel (y he probado varias). En la ducha ten una espuma limpiadora de rostro que también sea suave.

Para el resto del cuerpo utiliza una crema que tenga cacao (las de Palmer’s te encantarán) o alguna reafirmante; justo acabo de descubrir que Garnier sacó de nuevo una reafirmante que yo amaba (antes era un bote amarillo, ahora es verde) y puedes untarte en todo el cuerpo. No olvides las manos. Un buen tip es poner una crema para manos junto al jabón en el lavabo; la de Marc Anthony es de mis favoritas.

Las uñas

Captura de pantalla 2017-03-10 a la(s) 10.54.00Cortas, cortas cortas. Ahora sí no hay de otra. Si te quieres consentir, Genové tiene un aceitito maravilloso que te pones en las uñas y la piel que está junto, así evitas hasta padrastros, se llama Nail Repair. Otro maravilloso que conozco es de CND (que venden en salones de belleza), “RescueRx”,  un tratamiento diario con queratina, se aplica como si fuera un barniz.

El cabello

OHHHH, este es otro issue, así que hay que poner manos a la obra. Primero, todos los días tómate un suplemento alimenticio, cosa que puedes hacer desde el embarazo (es seguro, pregunté). Pilopeptan Woman (también de los laboratorios dermatológicos Genové) es perfecto para fortalecer tu cabello, así como su shampoo contra caída. Ya con eso cubierto, te recomiendo que también tengas una mascarilla en la ducha, las de Elvive son fantásticas, en cualquier súper las encuentras. La rutina irá así: te pones el shampoo y lo dejas actuar tres minutos, mientras te enfocas en otra parte del cuerpo. Enjuagas. Aplicas la mascarilla y la dejas otros tres minutos, mientras terminas de ducharte, y enjuaga.

Toma una decisión: o cabello corto o cabello largo, pero que puedas controlar. Esto es: quizá secarlo al aire libre, al ponerte una crema para peinar y ya. O rápidamente pasarle la secadora para que se acomode. Seguramente tu tinte quedó muy atrás, así que cortarlo sería una buena opción. Reenamórate de tu color natural de cabello y listo. Si tienes canas, puedes optar por ponerte unas lucecitas que las disimulen, un shampoo de color (así lo llaman en los salones) o de plano sólo teñirte donde tienes muchas (para ahorrar tiempo… y dinero). Pero haz las paces con ello.

Los labios

Si bien no les ponemos atención hasta que están tan resecos que duelen, no está de más tener un bálsamo siempre junto a nuestras camas. Yo amo Carmex de tarrito, pero sé que no a muchos les convence. Hay una infinidad de opciones en el súper y en Sephora.

Maquillaje

Captura de pantalla 2017-03-10 a la(s) 10.51.03“¿¡En qué momento piensas que puedo maquillarme?!”, me quieres escupir en la cara. Bueno, pues como serán muy pocos pasos, no hay bronca. El punto es un maquillaje natural que te haga sentir cómoda y linda. Ajá, también se vale sentirse linda recién parida, así que deja de gritarme y lee.

Una CC o BB cream será el primer paso, para cubrir, proteger y nutrir tu piel. Ahora más que nunca necesitas usarla, pues le darás beneficios a la piel al mismo tiempo en que cubre imperfecciones y unifica tu tono. Después, una capa de rímel (o dos), del tianguis, sí, leíste bien. O del súper de iM Naturals. Los del tianguis (léase: hueso de mamey) son la maravilla, ya que pintan, enchinan y ¡no se te caen ni bajan las pestañas! Son a prueba de agua, así que tendrás que usar desmaquillante en la noche, pero el bifásico de Neutrogena o el típico de Yanbal te ahorrarán minutos de tu descanso. Yo uso mascara Apple (jejeje, así se llama), uno que tiene tapita dorada -no recuerdo el nombre-, o Prosa, que tiene tapita rosa. Prosa también puedes comprarlo en Farmacias del Ahorro y Sanborns. La verdad es que siempre mi primera capa es de uno de estos y la segunda de alguna marca que haga otro truco, pero como no tienes tiempo de andar cambiando de rímeles, ve a la segura.

Ponte un poco de rubor, cualquier labial o lipgloss ¡y lista! Eso sí: no descuides tus cejas ni el bigote, por lo que te recomiendo tener siempre tiritas de cera fría y una pinza de cejas en cualquier baño de tu casa, ja. Te sacarán del apuro justo cuando veas en el espejo que Vicente Fernández te mira de regreso…

Hablando de pelitos, también te recomiendo no “dejarte” llenar de vellos todo el cuerpo. Ya sé que es natural, pero si no te hace sentir cómoda, corre a depilarte con láser. De verdad que es una gran inversión de cualquier recurso, empezando por el tiempo.

Espero que les sirvan estos tips, suena a mucho choro pero de verdad es una rutina súper rápida que las hará verse y sentirse más lindas mientras va creciendo el chamaco o chamaca y duerma más (y así ustedes)…

Recuerden que cuidándose ustedes cuidan a sus hijos, una madre sana puede darle más a sus hijos. El ejemplo es básico y no se olviden de ustedes mismas. ¡Mucha suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *