La vida real | Reseñas | Recomendaciones

Salud de los ojos: ¿cómo estás tú?

Salud de los ojos: ¿cómo estás tú?

Mis ojos… esos preciados ojos. Hace unas semanas pasamos “las de Caín” con el tema de los ojos de mi mamá: al parecer estaba perdiendo la vista. Afortunadamente (y después del horrible susto y muchos exámenes) no es lo grave que se pensaba, pero entonces me quedé pensando en qué atención le ponemos a nuestras ventanitas a la vida (y al alma).

Además del episodio de mi ma, ya habíamos hablado antes en Cuatro Cero Podcast sobre esas cosas que pasan después de los cuarenta (snif, snif… abajo les dejo el episodio) porque sí: señoras y señores, nos hace falta mano para poder alejarla y… enfocar.

¡Mis ojitos preciosos!

Así que todo el tema de la salud visual vino a mí y no hay forma que deje de compartirlo con ustedes, ¡porque es muy importante!

Empecemos con la luz: ¿cómo nos van afectando las pantallas? Y no solo las pantallas: el sol también nos afecta muchísimo.

como afecta la luz a los ojos

 

Por eso es muy importante cuidar nuestros ojos con lentes oscuros (no nomás porque son un accesorio divino). Una muy buena opción es utilizar lentes Transitions, que son los que se oscurecen en la presencia de los rayos UV. Sí, los hemos visto por años y años, pero ya están mucho más modernos y actuales, ¡hasta los tonos en que se oscurecen!

Yo, como cuarentona, utilizo ya una tecnología divina: Varilux, que son micas progresivas (ellos les llaman lentes, pero para que entendamos a qué me refiero), es decir, tiene tres aumentos distintos en un mismo lente: para ver de lejos, intermedio y para leer. Como los bifocales pero no se notan y, pues más “acá”.

En el Podcast hablamos más a profundidad del tema de la presbicia o vista cansada. Entonces para los que utilizamos estos lentes especiales para ver de lejos/de cerca/con sol, el “todo en uno” es lo máximo. De hecho, en la foto de portada (hasta arriba) traigo los Transitions y vean qué transparentes son. Ya sé que esto suena a un comercial, pero ustedes también saben que si no confío o no me funciona o no me gusta, ¡no hablo de ello!

Las micas pueden oscurecerse en azul, gris, café y verde y lo hacen de volada y asimismo se vuelve a aclarar (bueno, un poco más lento para que tu ojo se adapte).

Nop, no son nada económicas, pero después del susto de mi ma me doy cuenta de que la vista es poco cuidada y la damos por hecho. Así que este post es una invitación para que la cuiden como puedan. No es para que vayan a ver tal o cual médico u óptica, no, vayan a la que les quede cerca, con el médico que les dé confianza, ¡pero cuiden sus ojitos!

Yo tengo un proveedor de armazones muy confiable además de una óptica (que te hacen todo) en donde son unos grandes profesionales (en Narvarte en Ciudad de México), por si no saben con quién ir.

¿Por qué es importante ir con gente picuda?

Bueno, mi amiga Angie (la optometrista que vio a mi ma después de sus análisis) le decía que en una revisión de óptica bien hecha pueden salir indicios de que hay algo orgánico importante. Ella ha detectado… ¡tumores!, sólo con la revisión. Y gracias a eso se han curado.

Así que las y los invito a que se cuiden. Y si tienen más de 40, ¡escuchen el Podcast! Vale mucho la pena:

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *