La vida real | Reseñas | Recomendaciones

Ventajas y desventajas de ser mujer independiente

Ventajas y desventajas de ser mujer independiente

A veces me pasa que me siento un poco angustiada por tener que arreglar algo y pienso en las desventajas de ser mujer independiente. ¿A poco no? De hecho, postié en mi Facebook personal que los problemas y estropicios del hogar me ponen malita de mis nervios, y cuando algo se descompone me siento muy vulnerable. Me sorprendió que muchas mujeres se sentían igual que yo.

Y sí, #FalléComoFeminista.

Pero no se preocupen, también hay ventajas, así que vamos a explorar ambos.

Ventajas

  • Tienes libertad económica, independientemente de lo que ganes: tú sabes cómo te organizas para que rinda. Así que no estás “atada” a nadie por dinero.
  • Decides tu entorno. Esto es dónde vives y con quién te llevas, desde amigos, colegas y relaciones.
  • Puedes generar menos relaciones codependientes. ¿Se fijan cómo lo toco con pinzas? No es garantía de que no las vayas a tener, por supuesto.

 

Desventajas de ser mujer independiente

  • Te cuesta trabajo pedir ayuda o dejarte ayudar. Admítelo, no te hagas. Es un punto del que cojeamos. “Yo puedo cargar las bolsas del súper”, “yo puedo solucionar el problema de la tubería”.
  • A veces se te olvida tomar a otros en cuenta, tomas las decisiones y ya. Luego ves lo siguiente.
  • Quizá tengas problemas para relacionarte a largo plazo. Ojo, no es para todos los casos… y este punto da para un libro completo, pero a veces no aguantamos tanto porque “no estamos para eso”. También lo toco con pincitas. Hay amigas que a veces no saben cómo ser “novias”, y andan de pata de perro sin compartirlo con la pareja y hay problemas.

¿Qué piensas? ¿Tú tienes más y ventajas y desventajas de ser mujer independiente?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *