fbpx

La vida real | Reseñas | Recomendaciones

¿Cambiar de casa sin cambiar de casa?

¿Cambiar de casa sin cambiar de casa?

La palabra renovación quizá no venga muy de la mano con remodelación, ya que una nos significa volver a hacer algo y la otra cambiarlo desde las entrañas. Pero quizá para renovar no haya que remodelar desde cero y sí podamos sentirnos en un espacio distinto sin tener que mudarnos. Estoy hablando de nuestro hogar.

Si estás aburrida de cómo luce tu casa después de tantos años o, en una de esas, te llegó un dinero extra y quieres invertirlo de manera inteligente, te vendrán bien estos consejos para que tu hogar luzca distinto ¡fácilmente!

 

Los detalles

Si quieres comenzar por algo pequeño, puedes cambiar chapas de casa, mezcladoras del fregadero y lavabo, ¡hasta jaladeras de los muebles!

Además, puedes añadir practicidad con portatoallas o toalleros que brinden espacio de almacenamiento a la vez que te hace tener todo a la mano.

 

Remodelación intermedia

Quizá solo quieras cambiar el revestimiento de tus muebles de cocina, pero eso hará una gran diferencia. ¿O qué tal añadir una cenefa de azulejo en ciertos espacios?

 

Cambios importantes

Hay piezas que le dan un aspecto totalmente distinto a lugares como el baño: invertir en un buen lavabo que, además, tenga un gran diseño, hará que toda la atmósfera se transforme. Esto pasa igual con el excusado o, en la cocina, la cocina integral… aunque ahí ya hablamos de una inversión mucho mayor.

 

Ya si quieres hacer remodelación total, los pisos y muros también son importantes. Solo piensa en cómo se vería tu sala con un laminado en lugar de ese piso tan sesentero. ¡Un ambiente renovado! Yo, por ejemplo, sin duda pondría una pared de ladrillo (estoy obsesionada con ese look) pero para no hacerlo complicado, elegiría los azulejos que los simulan.

 

https://llanodelatorre.com.mx/

Si te laten estos cambios, checa la tienda online de Llano de la torre, que son líderes en materiales de construcción y remodelación: podrías inspirarte y hacer esa transformación que tanto se te antoja.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *